Palabras, palabras, que cual trenes me llevan a conocer nuevos paisajes

viernes, 15 de abril de 2005

Todo sigue igual..


"Duelo a garrotazos" de 1820-1823. Museo del Prado. Madrid

Uno de mis amigos me explicaba esta mañana como se lanza una piedra sobre la superficie de un río, para lograr que rebote varias veces sobre el agua antes de detenerse. Me contó que una tarde consiguió lanzar la lasca con tal efecto que, cuando iba a golpear en el agua de la badina, remontó el vuelo. Le he explicado "el efecto suelo" sobre un plano aerodinámico...; si, pero nunca sabré lanzar piedras como él...
Metidos en piedras, me ha contado algo que le sucedió en su mocedad, allá en su pueblo, muy cerca de Fuendetodos...
Mi amigo es menudo; pura fibra. Lo que cuento en el artículo "La Montalbana" es parte de la historia de su familia. Su carácter es tan propio de estas tierras que le pedí permiso para denominar con dicho nombre este "blog".
Pues resulta que era el más pequeño y débil entre los chicos del pueblo, lo que hacía que los demás le hiciesen objeto de muchas de sus burlas. Especiálmente uno al que llamaban el "Furo" le amenazaba con darle dos hostias por cualquier nadería.
Tan harto estaba que un día le plantó cara y delante de todos le dijo: "Tú te crees muy hombre porque dices que me vas a dar dos hostias y yo no tengo fuerza para impedirlo, pero, sí eres tan macho, demuestra que tienes cojones y partamos iguales.
Los dos tiramos bien la piedra. Marcamos una raya en el suelo y nos ponemos a la misma distancia, tú a un lado y yo al otro, y cuando estos digan nos apedreamos sin movernos hasta que uno ceda...".
El coro que oyó esto comenzó a chinchar al "Furo".. Este accedió.. Se hizo lo que se había propuesto...
Al principio lanzaban las pedradas separadas unas de otras, intentando atinar.., lo que permitía ver venir la piedra y esquivarla...
Mi amigo se dió cuenta de que así no iba a ningún lado.. Se agachó y recogió un buen "puñao" de piedras... (Imaginaros su gesto cuando lo escenificaba; ¡puro nervio, tenso, veloz el movimiento del brazo..!). No quería dar opción a la esquiva.. y según lanzó la primera ya tiraba la segunda, la tercera, y otra, y otra...
El "Furo" esquivó una..; la siguiente le alcanzó en plena cara..; luego en la barriga, en un brazo.. Sangraba...
"Sí no llegan a pasar unos hombres, que nos separaron a gritos, nos matamos allí mismo..".
Quizás no os haya explicado el cuadro de don Francisco de Goya y Lucientes.. O si.. O puede que no hiciese falta... Lo vemos a todas horas.........

2 comentarios:

Rachel dijo...

Yo he deseado liarme a pedradas con más de una... Créeme, incluso he llegado a soñar alguna noche con que desmonto a alguien a golpes. Y desahoga. Vaya si lo hace.

Turulato dijo...

Me alegra leerte.. Y te prometo que siempre procuraré estar a buenas contigo, no sea que...