Palabras, palabras, que cual trenes me llevan a conocer nuevos paisajes

miércoles, 14 de septiembre de 2005

¿Nos merecemos a los que nos gobiernan?

El título de este artículo no ha sido idea mía sino que corresponde a un desafío entre caballeros al que me ha retado don Luís en uno de sus comentarios.
Me hallo en este punto en la misma situación que cuando preparaba una conferencia o un discurso. Sé lo que quiero decir y tengo cierta habilidad expositiva, pero entre todas las ideas que se agolpan en mi mente, ¿cuales son más idóneas para describir mi pensamiento?, y entre ellas, ¿cuales debo utilizar para explicarme con claridad y concreción?. Dificilísima cuestión.
Sí evaluamos a nuestros gobernantes será con relación a algo o a álguien. ¿Son buenos o malos por qué hicieron o dejaron de hacer tal o cual cosa? o ¿son mejores o peores que sus gobernados?.. Comparar no es que sea odioso, como mantiene el dicho popular, sino que hacerlo con acierto es extremádamente difícil.
Tengo una dificultad añadida. No busquéis en mí bondades ní aciertos, pues lo que mejor he hecho durante lo vivido es equivocarme y acumular defectos. A estas alturas espero poco de los demás porque de mí.., casi nada. Mal evaluador soy, en consecuencia.
Pero si tengo algo claro y cierto: No es posible transigir y negociar todo, ní tolerar o respetar cualquier cosa.
Lo primero, porque sí no mantenemos firmes ciertos valores nuestra vida carecerá de base de apoyo y de objetivo vital; pondríamos la vida entera en cuestión y hoy seríamos capaces de apreciar lo que ayer despreciamos. Viviríamos desquiciados.
Lo segundo es evidente. Lo que ocurre es que hoy existe una profundísima pobreza intelectual, una de cuyas consecuencias es un uso pobrísimo del lenguaje, que nos conduce a establecer una comunicación inconexa con nuestros semejantes.
Dicen que todas las ideas son respetables, que hemos de ser tolerantes.. Pues mire, lo que yo creo es que debo respetar a las personas pero que muchas de sus ideas son una memez...
Lo contrario me llevaría a tolerar y a respetar (venerar, acatar, según la R.A.E.) las ideas de los nazis o del Ku-Klux-Klan, por citar lo más popular..
Pero hete aquí que sí hay un ejemplo de tolerancia, de respeto y de capacidad de negocio con lo que haga falta, es un político.
Parece ser que pudo haber en el Imperio Azteca unos individuos a los que llamaban "Los que comen suciedad".. Su labor consistía en asumir las maldades de sus paisanos, que se las contaban en momentos críticos..
Puede ser que la sociedad necesite gente capaz de enmerdarse para evitar que los ciudadanos nos revolquemos en la porquería.. Puede ser; quizás sea útil.
Así que, don Luís, creo que si nos merecemos los políticos que tenemos. Mientras despreciemos el Intelecto, ignoremos la Moral, toreemos el Derecho, adoremos cualquier becerro dorado, y todo lo demás, seguiremos precisando que unos fulanos cocinen toda la mierda que somos capaces de digerir.
Así, no parece importarnos el fracaso absoluto de nuestro sistema de enseñanza media, con lo que hemos hipotecado nuestro futuro durante varias generaciones.., como mínimo. Tampoco nos produce sobresalto alguno que estén desmontando una España creada durante siglos. O que mangoneen la Justicia, dejando inermes a los débiles frente a los poderosos. O que utilicen los recursos públicos como sí fuesen propios. O....., y o...... Me sonrojo.
No debemos olvidar nunca que están en el poder porque nosotros los hemos elegido. Y elegimos a los mismos una y otra vez... No lo olvidemos.

6 comentarios:

Caboblanco dijo...

Ciertísimo Turulato.."están en el poder porque nosotros los hemos elegido" con lo que nosotros somos los primeros responsables de sus actuaciones. La cuadratura del círculo sería que la ciudadanía tuviese algún sistema de control sobre sus líderes que realmente funcionara, porque lo cierto es que hoy, el ciudadano de a pie, esta completamente inerme contra los desmanes cualquiera que esté un peldaño por encima de él.

Aún con todo, lo cierto es que la clase política suele ser fiel reflejo de la salud la sociedad a la que ¿sirve? y si a mí, todos los santos días, se me cuelan en cines y autobuses, me hacen ciento y una pirulas en las autovias, me dejan a deber facturas, etc...que no hará un político, que dispone de una campo de actuación infinitamente más amplio. En cualquier caso estamos mejor que Italia porque, si fuera cierto que un país tiene los políticos que se merecen, los italianos deben haber sido muy malos en otra vida..

un abrazo.

Turulato dijo...

Luís, el último párrafo del comentario.. Decía en el artículo que cabía responder a la pregunta comparando a los gobernantes con los gobernados. Pues bien; sí califico a los políticos como "enmerdadores", aún no he conseguido encontrar una palabra para adjetivarnos; y cuando la encuentre, intuyo que será aún más despectiva..

Manolo dijo...

Decía Maquiavelo respecto a los políticos algo así como que se necesitan buenos hombres que hagan buenas leyes que hagan buenos a los hombres.

Tengo la impresión de que en España fallan las tres cosas, que están ligadas entre sí.

Saludos

Gi dijo...

Bueno, los gobernantes argentinos son "cualquier cosa", pero son "argentinos" y aunque nos cueste aceptarlo los elegimos nosotros y son casi nuestro fiel reflejo o al menos el de la mayoría. Hoy en día no hay valores, porque si los habría, no estaría nuestro país como está. Creo que los valores actúan como un "límite". Pero si no están, no hay límite...

Turulato dijo...

Manolo, yo tengo la misma impresión y una tristeza enorme..
Gisel, hace años Argentina recibió a muchos españoles; les acogió y ofreció futuro a los "gallegos". Además, pudimos comer aquí gracias a la ayuda argentina. Yo no olvido; es de mal nacidos no recordar, ahora que somos "ricos", a quienes nos tendieron la mano cuando éramos pobres.
Y porque tengo presente a la Argentina, y porque viví Bosnía, no olvido tampoco, nunca, lo fácil y rápido que la estupidez, la soberbia, el egoismo,... humano hunden trágicamente un país.
Y España no revienta, aún, porque hay dinero.. Tiempo al tiempo.
Como escribió en su informe el equipo de "Inside Times" -Guerra de las Malvinas- o mucho antes P.C.Wren en sus "Beau's": "...tuvieron que lavar con su sangre los errores de sus políticos".

Caboblanco dijo...

De acuerdo en casi todo. Manolo, además Maquiavelo decía que "la libertad de cada uno es poder hacer lo que autorizan las leyes". Hay que ver que claro veía todo ese hombre...