Palabras, palabras, que cual trenes me llevan a conocer nuevos paisajes

martes, 6 de septiembre de 2005

Interesante y actual

He leido en la Tercera de ABC del 3 de Septiembre unas interesantes opiniones de Manuel Montero sobre la fama. La he enlazado para que quien lo desee pueda leerla y al final abro otro enlace sobre el autor, por sí queréis saber algo más sobre él.
¿Cual es la razón de hacerlo?. Acabo de enterarme de que le han dado el premio "Principe de Asturias" a Fernando Alonso. Creo que esta decisión desprecia el futuro del deportista -y sin duda el propio premio-, pues ignora el realce, estimación, renombre y buen crédito que obtendrá con su esfuerzo y pericia en las próximas competiciones.
Es un gran piloto y "tiene la vida por delante"...; por eso precísamente lo minusvalora, porque, con sus habilidades y los años que deseo que le queden para competir -y para vivir, muchos más-, está empezando a ser un gran campeón.
En contra de la opinión actual del común, no se es un campeón en la primera victoria, como tampoco se es un gran cantante por el éxito de la primera canción.. Se es grande cuando los éxitos se dilatan en el tiempo y, muy posíblemente, sólo cuando se es capaz de superar las derrotas, los fracasos..
Premiar ahora a Fernando Alonso es dejarse guiar por la popularidad. En cierto sentido, siempre que creo que sucede así me siento despreciado. "Panem et circenses", que dijera Juvenal; demos a la plebe carnaza, que así seguiremos mandando nosotros.. Pues mire, no. Que para mandar, yo; de eso sé mucho.
Sé que las comparaciones son odiosas - frase de la que creo autor al mismo cojo que les dijo a sus amigos, viendo venir la torada, "no corráis, que es peor"-, pero hay casos en que iluminan el panorama..
Y como uno, que ha sido muchas cosas en esta vida, también fué corredor y hasta sabe quien era Paco Godia, me permito abrir otro enlace: Campeones Mundiales de Automovilismo.
Sí a Fernando Alonso, que al día de hoy -por aquello de sí les falla la memoria- no ha ganado aún campeonato alguno, le premiamos.., ¿qué hacemos con el chico ese, el Schumacher?. ¿Y con aquel.., un tal Juan Manuel Fangio, que cambiaba a mano y utilizaba cajas de piñones rectos sin hacerlas puré?.
Miren... Esto es como los estudios. Antes para entrar en la Universidad hacías un bachiller -secundaria, para los no familiarizados- de 7 años y tenías que superar el Examen de Estado sobre los conocimientos adquiridos ante un tribunal de catedráticos de la propia universidad. Ahora, en esta bendita Universidad Cesaraugustana hay que dar, a los alumnos de Ciencias y Económicas-Empresariales que han "pasado" la Enseñanza (?) Secundaria, un curso previo de matemáticas durante 20 días pues el "despiporre" de procedencias y su falta de base impide a la mayoría entender cosa alguna.
Sé que soy un reaccionario peligroso. Provocador, como me llama alguna.. Pero, queridos míos, la excelencia es escasa, extraordináriamente escasa. Antes y ahora.
¿Saben que les digo?. Pues que como cada día hablo peor, permítanme que me descojone... de tristeza.

5 comentarios:

Una maruja en internet dijo...

Turulato coincido plenamente, esa misma conversación la hemos tenido hoy en mi casa, nos parecía una broma que le dieran un premio tan prestigioso a un chiquillo que tiene que demostrar todavía lo importante que llegará a ser, y además ha obtenido 19 votos de 23, o algo así.
Eso nos dá una idea de los ídolos que tenemos, ya hasta sin fabricar.

Anónimo dijo...

Nadie es profeta en su tierra ... dicen por ahí...
No creeis que es mejor expresar, ofrecer, comunicar las cosas cuando las personas estan vivas, y dejarnos de tantas "medallitas" a titulo postumo que ya deberian pasar a la historia. Reconozcamos los meritos de la gente cuando aun pueden darnos las gracias...!!!

Clavel

Turulato dijo...

Si, es mejor "todo eso" en vida del premiado, pero lo que discuto es que Alonso merezca el premio. ¿Y Ángel Nieto, con 12+1 campeonatos del mundo ganados en su haber, no debería haber sido premiado?. ¿Y Carlos Sáinz, con dos campeonatos del mundo, tampoco debe recibirlo antes?. Que nos dices, Clavel, ¿qué sí tienes un amplio historial a tus espaldas debes ser premiado después de diñarla?.
Nos está invadiendo la más burda de las mentalidades mercantiles; este premio es una pura operación de mercadotecnia.

Caboblanco dijo...

Efectivamente Turulato, se trata de puro marketing al servicio de unos galardones que pretenden ser "los nobel" del mundo latinoamericano. Telefónica, que más que una empresa parece un ministerio, ya patrocina al piloto asturiano y el año que viene es posible que asuma el mecenazgo de todo el equipo renault de Fórmula 1. Está claro que, si a esto unimos la generosa contribución que con que apoya los premios Príncipe de Asturias desde hace años, nos sale que este año "tocaba" Alonso...y punto.

En este país hace ya mucho tiempo que dejó de premiarse la excelencia; aquí se valora sobre todo la inmediatez del éxito, no el trabajo desarrollado hasta conseguirlo ni el sufrimiento o las penalidades de una vida dedicada a "algo".

Turulato dijo...

Maruja, Luís, no puedo comentar mucho sobre lo que decís pues coincidimos, pero me disgustaría no agradecer vuestra visita. Gracias.