Palabras, palabras, que cual trenes me llevan a conocer nuevos paisajes

lunes, 1 de mayo de 2006

Todo un caballero

Pertenece a la galería de tipos populares, incluida en la colección estampas de ayer y de hoy. Es uno de mis vecinos. Bastante más mayor que yo, aunque no decrépito, no crean.
Como es normal, coincidimos en ocasiones en el hall del edificio.. "Buenas días tenga usted, don Turu".. "Y usted que los disfrute don Sisegundo".

Ya saben que una de las curiosidades de nuestro tiempo radica en la razón de porqué la gente que quiere -pues lo necesita- trabajar inunda de papeles de colores nuestros buzones de correo. Mucho más no puedo decir de lo que depositan en ellos, o sí tienen prisa en algún sitio del portal, pues, tal cual abro aquel, recojo lo que entiendo como propaganda y lo entrego mimosamente a la papelera, o archivo vertical -sí prefieren llamarlo así-.
Tengo comprobado que la mayoría de mis convecinos procede de la misma manera, por lo que no entiendo muy bien la tenacidad de los anunciantes.. Quizá sea que gestionan empresas paupérrimas.., o su mentalidad sea paupérrima.., o saben que nosotros somos paupérrimos y nos tratan como tales.. ¡Vete a saber!.

Pero siempre hay excepciones. ¡La élite!; seres distintos al común de los mortales, poseidos de una mentalidad clara, concisa y concreta; serenos ante los avatares de la existencia. Y uno de ellos.., ¡si, don Sisegundo!.
Viene lo anterior al caso de que nos hemos encontrado en el momento de recoger el correo. Momento trascendente, lleno de ilusión y esperanza.. ¿Será hoy acaso ese día maravilloso en que no haya cartas del banco?... Pues no; como establece el dicho, "sí no quieres taza, taza y media".

Decía que don "Sise" y yo estábamos hombro con hombro.. Eché a la papelera la tarjeta del cerrajero, el menú "del chino", la hojita con los precios de la peluquería, el folleto del supermercado de "El Corte Inglés", tres folletos variados de otras tantas tiendas, uno cualquiera prometiéndome adelgazar...
Como hacemos siempre cuando estamos junto a álguien, por lo menos la gran mayoría de los muchachos, dirigí una mirada distraida hacia él... Recogía con cuidado la "papelería", ordenándola por tamaños y colorines, y la sujetaba junto a la cartera con la intención evidente de llevársela.
Sorprendido, le pregunté: "¿Qué, para hacer fuego en "la económica"?.." Me miró con sus ojos claros y con toda la inocencia me contestó...: "¡No, qué va!. Lectura p'a la parienta, que los colorines la distraen...". Y fuese tan ufano...
Quedeme harto pensativo. Están pueblos y ciudades con el mujerío levantisco, y los mozos, perdido el norte, sin saber a que atenerse.. ¿De qué se quejan y murmuran, díjeme?; aquí está don Sisegundo dando ejemplo. Cuidado extremo de su fembra; en casa, bien cerrada, para que ningún mal la alcance y muy atendida su mente, de noticias y verdades...
Es que no entiendo....

8 comentarios:

nina dijo...

Como quiere usted comprarse un frigo,paticipar en concursos amañados sobre el precio del jamón,marca tal, conocerlos precios de sillas de ordenador que no hay?' la sociedad de consumo si señor.Y la mejor publicidad gratis, la dan los coleccionistas publicitarios, un ahorro para la empresa.y la postura de don Sesi la correcta, la mujer con la pierna atada a los pies de la cama o no?Besos Nina

unjubilado dijo...

¡¡El cartero!! En cierta ocasión le dije en plan de broma, pero muy serio -Cartero te voy a denunciar-. Me miró con sorpresa ¿por qué?. Y yo le dije -solo me traes facturas de los bancos-. Dando un suspiro me contestó -todos me dicen igual-.
En cuanto a los árboles que nos echan en los buzones en forma de propaganda es una verdadera pena y luego dicen que hay que conservar los bosques.
Un saludo.
P.D. El artículo superior Recomendables te lo agradezco, pero deberías haber dejado los comentarios abiertos.

Una maruja en internet dijo...

Sr. Turulato creo que pedimos mucho, seguro que la Sra. de su vecino será más o menos de la edad del marido, me imagino que no verá mucho y que la atención ya la tiene bastante dispersa, por lo tanto es muy dificil que puedan leer otra cosa.
La pubicidad está llena de imágenes, letras grandes y mucha es buenísima, con estas características no hay libros :).

Y puede que ya a esas alturas pasen de noticias y verdades;).

Caboblanco dijo...

Y si solo fuera en el buzón... Un servidor cometió la estupidez de dar la dirección de correo "buena" a cierta empresa que se dedica a vender árboles como inversión. Al cabo de un par de semanas, empezaron a afluir a mi dirección toda suerte de correos de la peor especie: Ofertas de Viagra, viajes ecologistas, venta de cuberterías... No pasa un día sin que me aterricen una docena de correos que nada aportan a mi existencia, si acaso, un cabreo monumental.

La verdad es que fui un pardillo.

eloryn dijo...

En su portal son más finos. En el mío, últimamente lo dejan directamente en el suelo o entre las rejas de la puerta, con lo que queda todo hecho un "Cristo".

A la parienta de Don Sise, seguro que la propaganda le alegra más que las cartas del banco (a mí las mías me deprimen) y le sale más barato que las revistas del 'colorín'. Y si ya viene personalizada, como sucede con esos premios fantásticos que todos hemos ganado (a ver si me entero quien tiene mi coche y se lo reclamo :-)), es posible que esa alegría aumente al pensar que alguien se ha acordado de ella y le ha mandado una carta.

Cabo, no es por pardillo. Yo no he dado la dirección de mi trabajo en ningún lado y todas las mañanas recibo una media de unos 120 correos vendiéndome Viagra.
Saludos

muralla dijo...

Jajaja, siempre pienso dos csas ante toda esa propaganda, una va liada con la otra, ¡Qué manera tan absurda de gastar árboles!
Claro que nunca pude imaginar que sirviera de lectura a una parienta...
Bicos.

Turulato dijo...

"Nina" se te nota la "coña", como no puede ser menos. Pero me sirven tus palabras para dejar claro una cosa: A mí, la mujer, cuanto más libre y de personalidad más acusada, mejor. Para convivir con álguien así "sudas tinta china", sí tienes la mentalidad propia de mi generación, pero la pareja pule con más eficacia muchos medio-mal-entendidos que la erosionan y destruyen.
"Jubi" -como ves, en este "blog" todo son diminutivos cariñosos-, es muy satisfactorio avisar sobre lecturas agradables en las páginas de otros. Un simple enlace, que no merece comentario alguno.
"Doña" tiene razón; no toda, pero sí en todo lo que dice. Usted pertenece al tipo femenino del que hablaba. Su manera de ver las cosas me permite aprender o reconocer lo que niego porque me disgusta.
"Cabo" y "Elo"... aclararme lo de la Viagra. Es un asunto muy, muy interesante para mi.... Entonces..., ¿sirve también para las chicas?.
"Muralla"..¿sabes?; me gusta tanto sentir que sonríes...

Dianora dijo...

Pues yo, cada vez que abro el buzón, tengo la esperanza de que a alguien se le haya ocurrido mandarme un 'manuscrito', aunque sea una mísera postal... Y qué ilusión que hace :-)