Palabras, palabras, que cual trenes me llevan a conocer nuevos paisajes

jueves, 5 de junio de 2008

Para discurrir un ratico..

Hace tanto que ya no me acuerdo, estudiaba Teoría del Estado. Reducido a su esencia, ¿qué es un estado?, preguntábanse sabios doctores. Pues aquel que tiene capacidad de defenderse a si mismo hasta las últimas consecuencias, que se representa sin otros apoyos ante los demás estados, y que dispone de su dinero con libertad. Es decir...
Que dispone de unas fuerzas armadas y de una estructura de defensa eficientes, que le permitan disponer de libertad de acción ante cualquier intervención contra él de otro estado, organización o grupo.
Que es reconocido como tal tanto por otros estados como por las organizaciones internacionales e interactúa con ellos sin intermediarios.
Y que organiza libremente la obtención de sus recursos y la distribución de sus gastos, mediante la elaboración de sus propios presupuestos.

¿Destaca alguna de esas tres características primarias del concepto de estado sobre las demás?. Evidentemente. Como dicen los aragoneses, "con perricas, chufletes". Difícilmente dispondrá de algo quien carezca de recursos propios y los maneje a su gusto.

De manera que, queridísimos y amantísimos lectores míos, un estado será tanto más serio y democrático cuanto más control ejerzan sus ciudadanos sobre los dineros públicos. Por eso me gustaba tanto la expresión que utilizaba la excelente y anterior Ley de Procedimiento Administrativo, que calificaba a los españoles como "administrados" -en cuanto a su relación con la Administración Pública-. Y es que suelo exigir a mi administrador que rinda cuentas y no me toque las narices. (La actual es poco más que una hija de aquella, en la que me llaman "ciudadano". Y eso que soy de pueblo).

Pues bien. Al homo economicus le da por elucubrar y en El Blog Salmón, que encontrarán entre mis enlaces, han publicado una interesante y básica calculadora para saber cuantos meses dedico a trabajar para ...

Visto lo visto, ¿no les parece que ya es hora de que los españoles les apretemos las pelotas a nuestros mandamases y no dejemos de amores?.

3 comentarios:

Silvia dijo...

Casi medio año currando para pagar a esos cabr...
¿Y cómo dices que se les aprietan las pelotas a los políticos?

Tha dijo...

no me sirve esa calculadora, no me han preguntado por cuánto gasoil he gastado, o qué casa tengo, o cuánto gasto en la compra... en fin... que no :)
Aunque igual es que no se de calculadoras jejejeje
Un besooo

Cobre dijo...

Bueeeno, yo sq como ahora mismo soy un parásito social... mejor no calculo nada!