Palabras, palabras, que cual trenes me llevan a conocer nuevos paisajes

miércoles, 22 de junio de 2005

Sin comentarios



ATADA PARA LA VISITA
Una niña mentálmente enferma, desplazada desde el sur de Sudán, descansa en el suelo atada a un palo a fin de asegurar que no corra durante la visita del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Antonio Guterres, al campamento de Palorinya en el norte de Uganda. ("El Diario Montañés"- Reuters)

5 comentarios:

Gi dijo...

Cuánta realidad uno no conoce :(

Caboblanco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Caboblanco dijo...

Si, pero el problema es que el hombre moderno a perdido la capacidad de sorpresa. A fuerza de ver estas imágenes en telediarios y demás, hemos conseguido que nuestro estómago "las soporte"..

lástima

Turulato dijo...

Muy cierto Luís. Pero nunca debemos dejar de luchar contra el dolor humano.
Y hay algo que me asquea. El motivo. La visita de quien está encargado de protegerla.
Y me asquea porque, sin llegar a este extremo, yo también "adecenté" realidades amargas.. Y no hay nada peor que mirarse en el espejo y saber como eres.

Caboblanco dijo...

Bueno, casi rectificaría; el hombre moderno ha "modificado" su capacidad de sorpresa. La sociedad solo reacciona a estímulos banales. Lo demás, lo que verdaderamente importa, lo entendemos como un mal necesario, consustancial al mundo en que vivimos. Creemos que, todas las grandes lacras de un país y por ende, las de la humanidad son poco menos que inevitables y, por eso, cuando hay una nueva victima del terrorismo, una mujer maltratada, cuando se produce una subida del paro, de los precios de la vivienda o de los muertos en la carretera, o cuando hay gente que no come tres veces al dia, pensamos: "Bueno..casi es normal".

Yo creo que el hombre ha perdido su capacidad de soñar; Ojala fuésemos capaces de soñar realidades, en vez de vivir en ilusiones.