Palabras, palabras, que cual trenes me llevan a conocer nuevos paisajes

viernes, 17 de marzo de 2006

Lo que me dicen las imágenes

Hace muy poco publiqué un artículo titulado Unas cuantas imágenes, en el que no dí mi opinión. Después de los primeros comentarios, añadí un texto con las preguntas que se me ocurrían contemplando el chiste y las dos fotografías.
No contesté a los comentarios que se hicieron y ahora quiero completar aquel artículo con las ideas que vienen a mi mente sobre los asuntos planteados.

Hace muchos años, cuando cursaba primer curso de Económicas, el profesor de Historia Económica nos comentó que la que estudiábamos era la única historia real. Hoy creo que la Económica es sólo una más de las facetas de la Historia, pero también que los fundamentos de su acontecer subyacen en la totalidad de los hechos que ha vivido la Humanidad. Vamos, que sin comprender los problemas económicos no podemos asimilar plenamente lo que ha ocurrido a lo largo de los siglos.

La primera cuestión la plantea la cultura masiva de la imagen... En el diccionario de la R.A.E.L. puede leerse como una de las acepciones principales de cultura la de conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc.
En nuestra sociedad.., ¿cómo llamarla..?, ¿desarrollada?, a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX y de todo el siglo XX, se ha generado una cultura de masas, que, según entiendo las cosas, fue magistralmente descrita por Ortega en la "Rebelión de las Masas", obra que aunque ha sufrido el paso del tiempo sigue explicando muy bien nuestro substrato social.
Creo que a esta sociedad masificada se la está doctrinando, que no educando, a través de la imagen. El bombardeo visual es intensísimo y, con independencia de nuestra voluntad, acaba por modular no sólo nuestro comportamiento sino también nuestro pensamiento, de modo que, más temprano que tarde, termina influyendo en la ética del hombre medio.
¿Qué hacer?. ¿Libertad o censura?... Pues miren ustedes, permítanme traer a colación el célebre ejemplo de la "Tabla de Carneades", que espero que sea conocido por quien haya profundizado en el análisis del Iusnaturalismo y, más concretamente, del Escepticismo de los siglos III y II a.C.
Combatía Carneades en el foro romano la idea de Justicia de los Estóicos en el 155 a.C. Les propuso a estos la cuestión siguiente: Dos náufragos, agotados y a punto de ahogarse, consiguen asirse a una tabla que providencialmente encuentran a la deriva en la mar.
La tabla sólo puede soportar el peso de uno cualquiera de ellos; ambos tienen el mismo Derecho a la Vida, por lo que la Justicia está por igual de parte de uno y otro. ¿Qué derecho a vivir debe primar, el de uno o el de otro?. ¿Donde reside la Justicia, sí es tanto igualmente justo que se salve cualquiera como igualmente injusto que se ahogue cualquiera?.
(La persona-masa considera inútiles estas disquisiciones, sin intuir que en ellas reside el fundamento del Derecho y de la Libertad).
Rommen advirtió que tuvieron que pasar diecisiete siglos hasta dar con la solución, ofrecida por Suárez, un famosísimo jesuita español.. La colisión entre dos derechos idénticos a la vida hace que desaparezca el Orden de la Justicia para dejar paso al Orden de la Caridad, ya que no estamos, pues, ante un problema jurídico sino moral.
Se salvará el que menos ame; se sacrificará por el otro el más caritativo.

Así que ní Libertad ní censura. Educación. Pero, ¡de una vez por todas, basta ya de que los padres abandonen, llenos de cobardía y egoismo, la educación de sus hijos!. Los maestros y la escuela tienen su función, pero no son sustitutos de la familia.
Y educar no tiene nada que ver con el talante, ní con los regalos, ní con decir que si, ní con el dinero, ní con...
Y sí tus hijos exigen que renuncies a todo o parte de tu trabajo, a tus proyectos, a tu.. ¡Sencillo!; o renuncias o no los traigas al mundo. Entre tu derecho de adulto y el de un niño, prima siempre el de este. ¡Y menos circunloquios y templagaitas!; matizar es una manera de esconder la inutilidad y el egoismo, puros y duros.

La segunda cuestión, la monjita muerde-lengua.. Creo que se puede vivir sin aprovechar la tecnología que está a nuestra disposición como usuarios. Por ejemplo, podemos hacer la Declaración de la Renta a lápiz y calculando con los dedos; posible es. Pero ¡coño!, hemos nacido para vivir y eso implica que tenemos que sacerle el máximo jugo a cada uno de los días de nuestra vida. En cada ocasión en la que somos timoratos, tristes, recelosos,... ¡estamos dejando de vivir!. No hay que tener prevención ante la tecnología. A pesar de lo burro que soy he conseguido utilizar el lenguaje "html"... ¡Ánimo!.

La tercera y última cuestión trata de la relación entre la mujer y el hombre.. Aquel párrafo que escribí al principio sobre economía no está de adorno...
En la primera cuestión, a la masa se la gestiona para que genere el máximo beneficio marginal; es decir, que cada "peazo-carne" humana exija lo mínimo y produzca lo máximo, de manera que aunque cada vez haya más "carne" en el tajo siga aumentando la ganancia, no sea que las nuevas generaciones se ilustren y, al incorporarlas al sistema, ganemos menos cuantos más sean y más sepan. ¡Démoles basura e idolillos, qué ellos solos se joderán!.
En la segunda cuestión, la tecnología deja fuera de lugar la labor que realizaban determinadas personas. Cierto; pero, a cambio, nos permite disfrutar de muchísimos beneficios materiales que facilitan nuestra vida. Pensemos en la medicina actual...
Y con las personas afectadas, con todos nosotros, lo que tenemos que hacer es formarles desde que tienen uso de razón en la adaptación tecnológica. Lo que no puede suceder es que una mujer joven me diga hace poco que la ilusión de su vida es no salir de su barrio, no conocer más amigos que los que ya tiene y trabajar en el oficio de su abuelo. Un suicidio.
Me dirán que a que viene esto sí estamos ya en la tercera cuestión.. Pues a que quería "ir abriéndoles el apetito". Sí hay algo humano que se haya estructurado siempre sobre la economía es la relación entre mujeres y hombres. ¿Lo dudan?.
Me dirán que la mentalidad ha cambiado..., cosa que dudo, pues la manera de ser es como la ropa interior y los calcetines de mucha gente, que se cambia mucho de camisa y se perfuma, pero que mantiene los calzoncillos sucios..
Los sexos se relacionan, en el fondo, para sobrevivir. Y no saben hacerlo de otro modo que teniendo dinero. Cuanto más mejor.
Miren los concursos de la tele.. ¡Perras, perras!. Miren los estudios de los jóvenes.. ¿Cuantos de ustedes son capaces de orientar a sus hijos hacia los estudios de Filosofía y Letras? (¡qué nombre tan bello!).
¿Cómo se casan, o se emparejan?. El mes que viene, que ya hemos terminado de amueblar el piso que nos tocó en el sorteo del ayuntamiento y nos hemos podido comprar el coche coreano..
¡Ah!, la hifi, el compac, el pc, el vidéo, y los conjuntos de Zara, ya los tenemos al día. Ahora al notario, a capitular, que estamos "enamoraos"...
¿Y las bodas?. ¡Un negociazo!. No creemos en nada, ní en el matrimonio civil, ¡pero cualquiera se pierde la millonada de los regalos...!.
¡Y que placer contemplar su estilo en un despacho de abogados cuando se separan...!. ¡Pensar en el dinero, qué va!. Es delicioso verles pelear tenedor a tenedor y cucharilla a cucharilla..
Hasta un nacimiento es cuestión económica. Establece el artículo 30 del Código Civil : "Para los efectos civiles, sólo se reputará nacido el feto que tuviere figura humana y viviere veinticuatro horas enteramente desprendido del seno materno". ¿Se preguntan por qué?.
Pues por las herencias, las de toda la vida, que tan cálidos efectos producen en las familias.. Imagínense que un hombre, cuya mujer está embarazada por primera vez, muere antes del parto... La ley impone que una parte de los bienes del fallecido -sin entrar ahora a determinar tantos por cientos- será para la viuda y otra para el feto. Pero sí no hay feto, heredarán los padres del muerto...
Y hasta que no se resuelve el embarazo, no se resuelve la herencia. Sí nace bien, vive 25 horas y luego muere, la viuda se queda con todo... Pero sí no nace, o no vive 24 horas, la familia del marido...
¡Cuantos crímenes...!.

¿Saben?. No me gusta. Se puede vivir y ser feliz con mucho menos...

13 comentarios:

Marian dijo...

Deberíamos reflexionar sobre qué alimenta nuestra memoria colectiva, qué nos convierte en subordinados pasivos, en consumidores de la simbología que la "industria cultural" (medios de comunicación en general) nos vende. Yo cuando oigo la frase "La audiencia ha decidido.." se me muda la color de impotencia. ¿Es posible que estemos alimentando a la bestia con este comensalismo de bacterias comemierdas? Hay que educar al estómago para ver TV, mejor aún, no verla.
Hacernos con las tecnologías es la opción para no convertirnos en nuevos "analfabetos". Es curioso como las criaturas parecen casi venir de serie con el gen preparado para estos nuevos lenguajes. Pero me preocupa que ocupen de forma excluyente su tiempo de ocio y virtualicen su manera de interrelacionarse.
Sobre las relaciones hombre- mujer y demás variantes,siempre será por supervivencia. Y da igual que separemos bienes cuando olvidamos que relacionarnos es invertir en una cuenta bancaria emocional conjunta.
Espero que este silencio se llene pronto del resto de colaboraciones...hoy estoy muy madrugadora.
Un abrazo

Manolo dijo...

Erm. ¿Quiere decir esto que te parece mal que pongamos una piscina cubierta en casa? (Una pequeña sólo ¿eh?)

Saludos

Turulato dijo...

"Marian" de todo cuanto dices, y con lo que coincido, quiero resaltar dos aspectos.
*"Virtualizar las relaciones personales"..¡Qué fácil y qué erróneo!. La relación entre personas debe ser mirada a
mirada, roce a roce,... Sea cualquiera la clase de relación. Internet es sólo un punto de encuentro. Hasta que las
personas no confrontan mútuamente su presencia nada es totalmente real.
*"Relacionarnos es invertir en una cuenta bancaria emocional conjunta". No se puede expresar mejor con menos palabras

"Manolo" la arquitectura actual ya no recomienda piscinas sino una especie de canales estrechos para nadar, así que instala el "piscinón" más grande que encuentres. ¿Me contradigo?; ¡no, qué va!. Ocurre que no olvido que el dinero es únicamente un "medio general de pago" y un "depósito de valor", y sí no tienes con que pagar ní nada de valor -pues has "arramplao" con todo para la piscina- nadie ambicionará "tu sangre" sino sólo tu compañía.

Leodegundia dijo...

Menudo tema en el que te metiste hoy. Iré por partes y procurando resumir lo más posible:

La economía tanto a nivel personal como a nivel de un país es el factor que mueve el mundo y hace que se produzcan muchos de los acontecimientos que en él suceden (muchas de las guerras que se hacen con cualquier disculpa, son en realidad por motivos económicos). Para que la economía se mueva además de producir hay que fabricar consumidores, captados la mayor parte de las veces por la publicidad que procura que la gente se cree unas necesidades que no tiene, esas necesidades van en aumento hasta conseguir que la gente sobrepase con mucho su nivel adquisitivo y esto a grandes rasgos, nos lleva al por qué la gente cae en esta trampa, por falta de educación.

La educación abarca un campo enorme, no sólo debe de proporcionar conocimientos en las materias que normalmente se enseñan en los centros, debe también de enseñar a pensar y razonar para que no se vaya a tontas y locas por el mundo y lo de pensar y razonar me da la impresión de que se pasa por alto a todos los niveles cuando en realidad se tendría que enseñar desde la infancia y esto nos lleva a otro de los grandes fallos de esta época, se traslada la responsabilidad de la educación sólo a los colegios, institutos, escuelas y universidades cuando en realidad es una tarea que debería de ser compartida tanto por la familia como por los centros educativos y esto de la falta de educación está llevando a esta época a una situación de decadencia que se pagará muy cara. Para mi es una de las grandes preocupaciones ver el camino que está llevando la juventud que anda alocada, sin valores y sin rumbo ante la indiferencia y la permisividad de sus mayores.

Lo siento, creo que me alargué demasiado. Un saludo

Dianora dijo...

Delicado está el tema hoy, querido amigo, pero bueno, aquí voy:
Educación. Uf, creo que a la gente se le olvida que un niño es lo que ve, y no sólo ve en el colegio, donde va a que le eduquen y a aprender, a que le enseñen cultura. Pero eso también está en casa. Claro que es más fácil mandar al niño a jugar con la videoconsola mientras nos deja tranquilos viendo la tele, limpiando o haciendo lo que sea, que estar pendientes de ellos. Si mi niño suspende mates, igual necesita que me siente con él un ratito todos los días a ver qué cosa no entiende. Que los padres son los principales responsables de los niños. Que educar a una persona no es "echarla" al mundo y que aprenda. Hay que estar con ellos.
Tecnologías. Hay que adaptarse, claro que hay que adaptarse, como con todo. Todos hemos aprendido a utilizar el euro, con lo bien que estábamos con nuestras "rubitas", nos adaptamos a los cambios, a los avances. Pero ojo, no hay que olvidar lo antiguo. Todavía me "irrito" cuando voy a una biblioteca a coger un libro y no me lo puedo llevar porque "se han caído las líneas". ¿Nos olvidamos de cómo se hace un préstamo manual? No se debe dejar de prestar ayuda al ciudadano sólo porque un ordenador hoy no quiere funcionar. Lo que pasa que nos volvemos cómodos. Claro que luego también está el "no sé utilizar esto, es que yo con los ordenadores no me entiendo". Bueno, pues aprendemos. Que para eso estamos en la vida, para aprender, de todo, porque con el aprendizaje no se puede ser selectivo.
Y efectivamente, nos movemos demasiado por dinero. Tenemos ansias de poder, y a éste sólo le vemos reflejado en billetitos morados. Las bodas son un auténtico negocio, sólo tienes que ver los comentarios de los familiares después de una boda: "pues mi fulanito ha sacado en su boda para el banquete y aún le ha dado para pagarse el viaje de novios a la conchinchina". Porque cada vez estamos más necesitados de cosas materiales y nos olvidamos de lo principal, las relaciones humanas. Que a este paso, cuando la gente se conozca en vez de preguntar eso de "estudias o trabajas" se va a sustituir por "¿de cuántos ceros a la derecha está formada tu nómina?"
En fin, que así estamos. Pero siempre se puede mejorar. Sólo hay que poner "un poquito de empeño".
Hoy he sido un tanto extensa, pero creo que la ocasión lo merecía.
Muchos besos

Rachel dijo...

Gracias por seguir al tanto de mi blog. Me alegra ver que hay alguien que lo lee con tanta asiduidad, sin embargo, últimamente he dejado de postear en los blogs de los demás. Espero que no te importe, pero no sé... Simplemente quiero escribir mis líneas en mi pequeño blog y olvidarme... Quiero compartir exclusivamente lo que siento cuando actualizo mi blog, nada más, no quiero opinar en otros blogs, no quiero limitarme a escribir en las bitácoras ajenas ''qué buen post'' y punto... Nunca me sale nada que sirva para escribir en el blog de otro, por una parte porque no quiero y por otra porque no lo consigo.

Te explico todo ésto porque no quiero que te extrañes si no te escribo con la misma frecuencia de antes. Sé que no tengo que justificarle nada a nadie, pero si no lo hago en esta situación me sentiría como ''en deuda''.

Bueno, pues eso es todo. Gracias y un saludo.

Caboblanco dijo...

Hola Turu. Personalmente, me preocupa la educación porque es uno de los aspectos del hombre que más influye en la integración de una persona en la sociedad y, si su desarrollo es inadecuado, se perjudicará a sí mismo y a otros. Es evidente que el ser padre implica una irresponsabilidad irrenunciable, y que cada vez es más difícil ejercer por mor de las condiciones laborales de esta España en la que, presuntamente, "se trabaja poco". La solución es difícil pero sin duda bascularía sobre dos ejes: Primero, que la conducta de los hijos revirtiera sin discusión sobre lo único que le duele a algunos padres, el bolsillo, de manera que si al niño le da por cargarse la pared de un vecino o iniciar sus particulares fallas con papeleras, sepa que luego el padre le va a recibir como un basilisco; Segundo, es indispensable que la sociedad valore y reconozca la figura del maestro y su esfuerzo. Si este profesional no se siente apoyado por los padres del interfecto y por la comunidad, ¿con qué ganas se va a partir el alma al día siguiente contra treinta desalmados de once años?. ¡Ah!, creo que me dejo una tercera cosa: ES VITAL QUE LA TELEVISIÓN, LA PUBLICIDAD, Y EL OCIO DEJEN DE VENDER QUE LOS QUE "MOLA" ES SER ÍMBECIL Y NO DAR UN PALO AL AGUA. Estoy harto de anuncios en los que, presuntamente, se pueden conseguir coches, casas u otras dádivas dedicándose a vaguear. Hay que convencer a la gente de que su obligación como persona es desarrollarse a aportar...

Un abrazo

Consumidor irritado dijo...

Un temas trascendente y fundamental, has cosneguido que medite durante este ratito de asueto que paso frente al ordenador.

nina dijo...

Soy poco extensa en mis comentarios y voy a reducirlo a una pocas palabras¿por qué tenemos que implantar en España métodos educativos que han fracasado en otros paises? Por ejemplo La LOGSE, nadie la quería, cuando regresamos de las vacaciones la LOGSE impuesta, fracaso total y como eso todos los método implantados nuevos,suguimos siendo España limita al norte con los PIrineos que nos separan de Francia y decir más, es repetir lo repetido.
La vida es un espectáculo donde tu eres el protagonista y a la vez espectador, doble papel a representar, puede tocarte un buen papel o llevarte las bofetaddas, ¿estamos preparados para esa representación? no en un porcentaje elevado y lo tenemos a la vista, separaciones a los pocos meses de casados, consumismo excesivo, relajación de las costumbres, sexo duro por mala información... ... ¿Culpables? todos, el que está en el Gobierno, porque tiene el poder y el pueblo porque somos ... bueno lo que somos.
Te has comido el comentario del cuadro, bueno de la fotografia ¿te gusta Andy Warhol?Besos Nina.

Una maruja en internet dijo...

Sr. Turulato, me acordaré de usted cuando lo esté admirando, dentro de unos días:).

Una maruja en internet dijo...

El comentario anterior era referente a la catedral de Jaca, los años no perdonan y me he confundido de artículo :(.

Turulato dijo...

Queridos amigos: No toméis por descortesía que no os conteste uno a uno. Lo hice al comienzo, pero la riqueza del contenido de los comentarios hace que o escribo un nuevo artículo, que estaría de más, u os conteste con unas pocas palabras de agradecimiento.
Opto por esto último. Creo, al igual que en el artículo que escribí después del siguiente a este, que debo agradeceros vuestra aportación y pedir a quien quiera que llegue que se enriquezca con lo escrito por vosostros.
Y sí discrepa en algo, que lo exponga para que todos disfrutemos con el diálogo.
"Doña Maru" ¡cómo iba a disfrutar explicándole la catedral!. Fíjese en tres espacios:
*Entrando por el Atrio Mayor, detenga su vista en las esculturas de la capilla que hay inmediatamente a la izquierda.
*De los tres ábsides, admire el de "El Pilar", a su derecha, mirando desde los pies hacia la cabecera. La reja es una maravilla.
*Saliendo por la puerta lateral, bajo el atrio del Mercado, fijese en la finura delos capiteles.. Y busque en la piedra la talla de la "Vara jaquesa", un patrón comercial de medida "a pie de obra".

Frente a este atrio, contemple las fachadas renacentistas de los ricos..

Y en el museo, ya le diré a don Miguel que, sí ve entrar a una belleza salerosa de "Graná", sonría. Deténgase en el ábside que cuenta la Historia Sagrada; las imágenes se desarrollan en dirección horizontal según niveles.
Y suerte con sus retoños, que seguro que se aburren.
En cuanto al "papeo".. Gambas rebozadas en "El Equiza", patatas asadas en los porches al sur de la calle Mayor, la tostada grande, grande, de "Ulzama"... Para comer, en la calle del Obispo, segunda a la izquierda y hacia el sur de la calle Mayor, el "Serrablo" (sí no son muchos, una mesa en planta baja).
Y sí ve que la sigue un loco peligroso, ya sabe quien es...

Una maruja en internet dijo...

Sr. Turulato, seguiré al pié de la letra sus indicaciones, lo tendré siempre en la mente, se lo aseguro :).