Palabras, palabras, que cual trenes me llevan a conocer nuevos paisajes

domingo, 23 de diciembre de 2012

Nació sonriendo la Esperanza y el Amor

Había pensado enlazarla en la versión con subtítulos en español, aun con sus espantosas faltas de ortografía, pero creo que cada uno debe escribir en su corazón según sienta. La felicidad depende de nosotros. ¡FELIZ NOCHEBUENA!. De todo corazón.

2 comentarios:

Turulato dijo...

Solo reconociendo lo que hacemos mal, lograremos alcanzar la Verdad. Hay que crecer y madurar desde la realidad. Aunque duela.

Gritamos: ¿Cómo es posible que Él permita esto?. No es así. Nos creó LIBRES y eso exige, implica, poder actuar como queramos. Tanto dolor no es obra de Dios. ¡Eres un cobarde si asumes esto!. Lo que se ve en el vídeo lo han hecho en LIBERTAD hombres y mujeres como tú y como yo.

Cada vez que te mires en un espejo siente en lo más íntimo esto: ESTE ES EL ÚNICO RESPONSABLE DE TODOS Y CADA UNO DE MIS ACTOS.

Penica, horror,... Los sienten la buena gente ante los hechos que contemplan en el vídeo. Y espero que cualquiera que no tenga muerto el corazón. Pero así es nuestro ambiente, el dolor se extiende y el Miedo sonríe.

Por eso es esencial la Nochebuena. Como símbolo. El Hombre es capaz de cosas horrendas, pero también, año tras año, conmemora desde hace algo más de 2000 el Nacimiento de Jesús. El Hombre se abraza a la Esperanza para no ser devorado por el Miedo.

No comprendáis. Es imposible. No temáis, que temer es facilísimo. Penetrad en la maravilla.. Por Amor, así a lo bestia, la Eternidad se entrega a nosotros, como un bebé. ¡Tela!. Por Amor.. ¿Cómo nos tiene que querer para ser como tú, como yo?. Que Él esté a nuestro lado por Amor nos hace invencibles..., si queremos serlo.

La canción comienza con una pregunta. Que cada uno pueda responder con un "hoy he hecho sonreír y creer en la Esperanza".

¡FELIZ NAVIDAD!. Qué sintáis al verdadero Jesús, que nació sonriéndonos y que pretendía que nos abriésemos al Amor y la Esperanza.

Anderea dijo...

Amor y Esperanza.

Imposible, sin saber bailar el cha-cha-chá.

Y sin embargo, es verdad, la humanidad, los humanos, las humanas, somos así.

¿Cuántos conflictos armados habrá ahora mismo en el mundo? ¿Cuántas madres, como yo, seguirán gritando y amenazando a sus hijos, sin saber cómo convivir con ellos, cómo enseñarles a convivir de otra manera?

La segunda frase era una asociación que intentaba romper de forma poco ortodoxa (tal vez, poco reverente) el tono grave, "gravérrimo", de tu felicitación. Pero encuentro que tiene algo de verdad también. Sin alegría, sin romper algún que otro molde, nos podemos olvidar del amor y de la esperanza.

Con alegría, la coas cambia un poquito. Sí, aunque sólo sea un poquitillo, a pesar de todo, y pese a quien pese, y... que sea un fin de año diivertido y un año nuevo mucho mejor de lo que pinta, Turulato.