Palabras, palabras, que cual trenes me llevan a conocer nuevos paisajes

sábado, 4 de febrero de 2006

Por sus obras conoceréis...

Acabo de leer la noticia que enlazo al final del artículo. Anonada. Esta y muchas otras que está pariendo el modelo vital en el que vivimos.
¿Cómo es posible no reaccionar?. ¿Tan grandes son nuestros complejos, prejuicios y manías?. ¿Es este el ambiente maravilloso que nos satisface?.
¿O simplemente vivo en una sociedad cobarde e irresponsable?.

22 comentarios:

Marian dijo...

Probaré suerte. Tampoco apareció mi comentario en tu anterior post. No te preocupes, así de capricho resulta a veces este mundillo.
Respecto al enlace de hoy, es para que se nos pongan los pelos de punta, hemos pasado de un extremo al otro; de obedecer sin rechistar, a negociar nuestra autoridad. Hace falta hablar mucho con los hijos, pero también ser coherentes.Ser madre o padre, nunca será ser "colega". Necesitan un referente de autoridad, para entender las reglas del juego: respeto (no necesariamente en función de las canas, sino la capacidad que se tiene de respetarse a uno mismo)y responsabilidad a la hora de afrontar su autonómia.
Bueno,sobre el papel, parece sencillo.Pero atajar actitudes a tiempo, evita que luego nos lamentemos.
Un abrazo

nina dijo...

turulato perdona, esta es la tercear vez que te escribo, intentando encontarte me ha salido otra cosamezcla de tu artículo y otras cosas el mio no aparecia por ninguna parte se ha aclarado con tu explicación,hoy por suerte me encuentro más que regular, todo se ha liado ,lo siento un abrazo NinaTu comentario de la posiame ha gustado mucho no te preocupes por mis comentarios.Un besazo de nina

Turulato dijo...

Marian, ¿te has fijado qué en la Comunidad Valenciana el número de denuncias se ha multiplicado por catorce?. Sí hacemos un promedio de 4 miembros por familia afectada y calculamos el resultado... Aterra.
Y eso que será "la punta del iceberg".
Tranquila Nina, tranquila.

Nuala dijo...

Suena fatal, pero va a ser verdad eso que decían nuestros abuelos: "una hostia a tiempo..."

Yo veo a los niños de mi barrio que son kubrikianos y multitarea: igual queman papeleras y matan gatos que zarandean a ancianos. A la policía tampoco le tienen miedo: viene todos los días, pero como son menores, saben que no les hacen nada. Y se ríen de ellos.

Sus padres, si les dices algo, aún les defienden. Cuando yo era pequeña como alguna vecina le fuera a mi madre con alguna queja, ni me preguntaban si era verdad o no. Me caía una allí mismo.Por eso me sorprendió un alumno mío de diez años que mandó delante de mí a la mierda a su padre y le llamó hijo de puta. Su padre no dijo nada, ni hizo nada, aparte de sonrojarse. Ni tanto, ni tan poco.

No sé, ojalá me equivoque, pero si estos son el futuro, pinta muy mal.

(Y los que tienen miedo de su niño se les traumatice por darle un tortazo puntual, deberían ver las que se dan después en la calle con los otros niños. Aquí, de hecho, andan a pedradas.)

nina dijo...

He leido el mismo artículo en el Ideal de Granada y te hace reflexiomar sobre la causa que porvoca esta situación. Existe demasiada permisividad en todos los aspecto,los padres principalmente son el núcleo de formación, trabajan, vienen cansados y el niño precisa de su ayuda,¡que te lo haga tu madre! como una pelota va a la madre y después derecho a los video jugos y el domingo dedicación completa si se puede al niño, ...al final el niño solo.
los abuelos refugio de la infancia, los medios de comunicación que constatemente bombardean mentes virgenes con el cosumismo ,películas llenas de agresividad y mal sexo, la despreocupación total del gabierno por una educación plurar, la senofobia...
la droga... ... falta de discilpina en la casa y colegio...Es la socidad que tenemos y lo que les espera. Y me
quedo corta por falta de tiempo . Un abrazo fuertote de NINA

Galufante dijo...

La relajación de la disciplina familiar, el exceso de permisividad, la nula conciencia de la existencia de los límites, la rendición de los padres ante las apetencias de los hijos, la renuncia de facto de la educación de los hijos...Esto es lo que estamos legando a las generaciones venideras...

Agur.

Dianora dijo...

Noticias como ésta me dejan sin palabras y con una gran desazón. No suelo ser pesimista, todo lo contrario, pero ante esto no puedo evitar pensar eso de "triste futuro el que me pintas en el horizonte".
Síndromes de..., violencia, culpabilidad, miedo, más violencia, más miedo, más violencia...
Sólo tienes que pasearte por las puertas de los institutos... ¿centros educadores o centros penitenciarios? Las vallas tres cuartas más altas de lo normal, e incluso detector de metales en la entrada (palabrita, que lo he vivido).
Triste, muy triste.

Sr. Santana dijo...

lo ultimo, lo ultimo es lo correcto

un saludo!

Leodegundia dijo...

Tienes razón que estos días Blogger va fatal, yo el otro día no pude ni entrar en mi propia página.
Bueno, al tema. Yo creo que en este país se pasó de una rigidez en la educación de los hijos a una permisión total y tan malo puede ser lo uno como lo otro. No hay que abusar de la autoridad con los hijos, pero estos tienen que tener claro quien toma las decisiones hasta que ellos estén lo suficientemente preparados.
El problema es grave y desgraciadamente va en aumento.
Un saludo.

eloryn dijo...

La verdad es que es muy triste y más sabiendo que es sólo la punta del iceberg. Pero lo más triste, es que yo no veo que se esté haciendo mucho para ponerle freno.
Sí, en mi antiguo instituto también han puesto vallas más altas (parece una cárcel) y se presenta la policía a las horas de entrada y salida pero eso no ha solucionado nada (ahora ya no hay peleas ni tráfico de drogas en la puerta...ahora se hace en la parte de atrás) porque no se acompaña de otras medidas sociales (asesoramiento y ayuda a los padres, programas de atención a los menores...) o legislativas (en vez de discutir como si estuvieran en el patio del colegio, podrían haberse sentado y consensuar una política educativa adecuada)

Muralla dijo...

Tengo que confesar que , en los últimos años, después de algunas entrevistas con padres de alumnos, comenté con algún compañero: Si me entero que algún día su hijo les pega, me alegraré, por ciegos e id...
Como cuenta Nuasla, esa es la única y triste realidad. Los padres perdieron, no los papeles, la visión de la realidad, y eso unido al exceso de trabajo, a la falta de él, a la comodidad de la sociedad consumista, les ha hecho olvidarse de muchas cosas...
Bicos.

nina dijo...

Hasta ahora casi todos coincidimos en los mismos puntos y eso me alegra y a la vez me entristece, porque hay mucha gente que piensa como nosotros pero quien pone el remedio tan enraizado en la sociedad?.Hace unos días cogí un taxis, la radio estaba emitia un problema de un niño ensu colegio y de forma distendida los locutores esxpusieron el caso:
Taxista: Los maestros son unos frescos, no hacen más que cobrar buenos sueldos, no hacen nada y vacaciones pagadas en Navidad, Semana Santa y tres meses de verano y encima se quejan, asi estan los niños hoy que les pegan a los padres, la droga en el colegio, no saben leer,etc
Yo: un poco de respeto hacía esas personas que le están ayudando a formar a su hijo y además no sabe con quien está hablando.
Taxista todos son unos inútiles y los que tienen que educar a mi hijo.
Yo su hijo lo tiene que educar usted que es su padre y nosotros estamos para continuar su fomación,pero no somos los responsables de los actos de sus hijos.
taxista ¿que yo tengo que educar a mis hijos? Tacos ¿para que les paga el gobierno sino para que los eduquen ? ¡como no pago yo impuestos también voy a educarlos para eso estan ustedes.
Yo por favor cobre que me bajo aquí,
taxista tacos y más tacos le cogí el nº y lo denuncié
Todo esto dicho de forma fina si lo escribo tal cual...
Y otro tema los hijos de padres separados?

eloryn dijo...

Nina, lo triste es que he oído a más gente opinar como ese taxista. Y cuando discutes con ellos y les dices que en el colegio te enseñan y ayudan a tu educación, pero que es en casa dónde te tienen que educar, me suelen contestar a) "tú que sabrás que no eres madre" o b)"tú eres muy joven para opinar".

nina dijo...

Elorin La fuerza de una nación se deriva de la integridad del hogar. CONFUCIO
eL HOGAR ES LA BASE. Y PERDONA HE IDO A TU BLOG Y COSA EXTRAÑA, HABIENDO ESA DEFERENCIA DE EDAD TENEMOS GUSTOS AFINES EN MÚSICA, LECTURA, PELÍCULAS...Son estúpidos los que te han dicho eso.Un abrazo Nina Estamos invadiendo tu espacio Turulato nos contestamos nosotras mismas un abrazo

Turulato dijo...

Me váis a permitir que os conteste a todos a la vez, pues, aunque hay matices, el sentido de los comentarios es único.
Al día siguiente de la tragedia de Heysel, donde una avalancha de los ¿aficionados? radicales del Liverpool causó 39 muertos en las gradas, le preguntaron en una tertulia radiofónica a un corresponsal británico: ¿"Donde está su fair play?...
Contestó que estaba donde siempre; en las clases más refinadas, en los lugares donde la educación era requisito "sine qua non" para ser admitido y poder permanecer. Donde la necesidad no aprieta.
Y que nunca había sido común en las barriadas más humildes, llenas de parados, hartas de desesperanza.

Creo que el neocapitalismo económico ha desarrollado en paralelo una doctrina social; perversa e inhumana, que va en contra del camino recorrido por los Derechos del Hombre. Un individuo instruido, educado, bien preparado, es álguien que no se maneja con facilidad y que, en consecuencia, es capaz de elegir.
Por lo tanto, hay que orientar los sistemas de enseñanza de tal manera que el producto humano que viertan a la sociedad tenga la menor preparación posible. Pura masa, de fácil manejo.

¿Qué hacer?. Como mínimo lo que hacemos. Ní somos héroes, ní grandes directivos, ní gobernantes. Pero en nuestro pequeño mundo tenemos que esforzarnos en no ser masa; y cuando vivamos, que quede claro que no nos gusta tanto el éxito como el respeto, que preferimos una caricia a un regalo, que queremos diversión pero no basura,...

Y, para tí Nina, para todos, siento un gran placer cuando charláis entre vosotros en mi "blog". Cuando ocurre, son más importantes vuestras palabras que las mías...

Mar dijo...

Pues sí, realmente asusta.
Y sí, estoy de acuerdo, que es la puñetera sociedad consumista, lo que hace que los niños reaccionen de manera tan violenta.
Empiezan siendo unos "egoistas"... y de ahí, pueden llegar a cualquier cosa.
Claro está, que una buena educación, con cariño, respeto y comprensión, ayuda mucho.
Pero que es lo que falla, cuando ni con una educación así funciona la cosa?
Es bastante complicado.
Una de las cosas, que mis padres siempre me han inculcado, es el respeto! Respeto absolutamente por todo... eso deberíamos intentar. Pero es difícil, cuando la sociedad misma no tiene respeto por nadie ni nada.
Ya te digo...complicado!!

Consumidor irritado dijo...

Leyendo noticias como estas te quedas de una pieza y con la sensación de que nuestra sociedad esta enferma, pero muy enferma.

Turulato dijo...

Mar, tú eres una muestra de saber estar, de estilo y de sensibilidad. Y de mucha, muchísima claridad de ideas. Sólo conozco tus "blogs", uno con imágenes llenas de inventiva y de vida, y otro colmado de cariño y de ternura.
Eres un ejemplo de la persona que rechazaría en un proceso de selección para un puesto de trabajo. Y también la persona que me gustaría ser. En tu comentario y en mis palabras tiene la respuesta a tu pregunta. No falla.

Doctor, ¿nos embarcamos para Itaca?. ¿O nos quedamos, a ver que pasa?

nina dijo...

Quizás me quede o quizás permanezca como un alma que no encuentra su lugar o quizás os haga una visita o desaparezca como la niebla cuando aparece el sol. Es bueno meditar sobre ti y lo que te rodea.Como pequeño recuerdo te dejo una poesia que a penas gustó porque es dificild entender, es metáfora y está basada en el tema que hemos estado debatiendo: la juventud de hoy. Se titula SOLEDAD Y VACIO. Si la lees me gustaría un comentario real no un cumplido, lo digo por si paso por aqui mientra descanso de la meditación Besos NIna Te doy permiso para que la borres si lo crees conveniente

Manolo dijo...

Erm. Pues a mí me parece que la culpa es de los padres. No es de los maestros, ni de la policía, ni del sistema político. El comprar juguetes a los niños y darles caprichos es fácil. El corregir su comportamiento, difícil. El poder controlar la voluntad es algo muy útil para enseñar a los niños, pero requiere un esfuerzo consciente y persistente.

Es cierto que hay factores externos que no ayudan, entre ellos el exceso de ideología y la falta de sentido común y de principios éticos o morales. Por otra parte, cuando los niños son chicos, los padres podemos controlar su entorno sin demasiados problemas.

Los niños aprenden de muchas maneras. Una es la imitación de sus padres, otra es mediante los refuerzos de un comportamiento u otro. Nosotros podemos controlar ambas cosas.

Creo que es esencial el que los padres se pregunten en qué creen y porqué, y que hagan algo al respecto.

Turulato dijo...

"Doctor", amén.

Caboblanco dijo...

Ya está dicho todo. Sólo puedo aportar la pesimista visión de un optimista bien informado. Hoy en día los niños pasan muy poco tiempo con los padres y por más guarderías que seas capaz de pagar, el contacto con tus padres, una mirada o un silencio, educan más que nada.

Ahora los niños tienen por padres a la Playstation y a Tele5...