Palabras, palabras, que cual trenes me llevan a conocer nuevos paisajes

sábado, 3 de enero de 2009

Impactante

Acabo de contemplar extasiado en CTK la película de animación Persépolis (pinchar en los bocadillos de conversación de las escenas, para desarrollar su contenido). Es extraordinario que vea la televisión, así que para que esté sentado con la boca abierta y sin sentir el paso del tiempo, parece que aquella obra merecerá algo la pena ...

Creo que con los dos enlaces que he establecido podéis haceros una idea suficiente de su contenido. Me parece que sus dibujos son magníficos; consiguen trasladar la existencia humana con gran sencillez plástica, mayormente en blanco y negro, lo que contribuye a fortalecer la fuerza de las escenas en color.

En cuanto al argumento ... ¡Ay, si fuese capaz de ...!. Aún tengo que digerirlo; me costará tiempo, dada su densidad. En esencia, es la vida de cualquiera, durante todas las etapas de la existencia. Presenta debilidades, sentimientos, angustias, contradicciones, alegrías, ...., ¡y qué se yo!, que experimentamos antes o después; de todos ellos resultan éxitos y fracasos, lo habitual.

Pasé hace mucho una prueba singular dentro de un entrenamiento especial de mi oficio.. Consistía en mantenerse firme durante bastante tiempo con los ojos bien abiertos frente a un espejo situado a corta distancia del propio rostro; había gente que se desmayaba. Y es que ir penetrando en nuestro interior puede ser muy duro .... Pues bien. Contemplar la película ha sido, a veces, un ejercicio parecido. Pero muy clarificador...

Incluyo un tráiler de la película. Está en francés, su idioma original, pues es bueno olvidarse del doblaje e intentar captar los matices de la voz, que la interpretación no es solo gesto sino también sonido.


Persepolis, Film a voir et a revoir

3 comentarios:

Penélope dijo...

Qué buena, turu, es verdad! Yo que siempre he recelado de las peliculas animadas, entré a verla con poca convicción. Pero te aseguro que desde los 10 primeros minutos se me olvidó que estaba viendo unos dibujos. Tan intenso lo que transmitía. Tan humano.
Los sentimientos no son solo propiedad de las peliculas, ni de los reportajes, ni de los libros, ni de los cuadros. Lo son de las personas en cualquiera de las obras que ellas acometan.
Y a veces, sorprende gratamene.

Besos.
Ya te se te echaba de menos, majo.

Silvia dijo...

No he tenido la oportunidad de ver la película (a ver si la cazo en CTK), pero si he leído la novela gráfica, más amplia (la película son sólo dos de los cuatro tomos que es la novela gráfica).
Sencillamente alucinante. Me causó el mismo impacto que me causó en su momento Maus, otra novela gráfica (que recomiendo encarecidamente a todo el mundo).
Con lo del ejercicio del espejo, has picado mi curiosidad.
Un abrazo

Cu dijo...

Es una peli maravillosa; yo la ví hace unos meses (pensé hacer un post sobre ella pero me pudo la pereza, como siempre últimamente) y recuerdo q después pasé un buen rato callada, como dices tu, tratando de digerir.

Un besazo, Tururú