Palabras, palabras, que cual trenes me llevan a conocer nuevos paisajes

domingo, 5 de octubre de 2008

Claro como el agua



Fuente: Antonio Toca en "El Blog Salmón" (enlace en la columna lateral)

4 comentarios:

Caboblanco dijo...

Y, sin querer polemizar en absoluto con lo que estoy deacuero, ¿no será la causante de todo esto, simplemente, la avaricia?

Turulato dijo...

¿Y si añadimos unas medidas de prepotencia al cóctel?

Silvia dijo...

Esa avaricia y esa prepotencia echaron a patadas a la pobre responsabilidad y a nadie le sorprende.

Manolo dijo...

Ann Coulter hacía un comentario muy similar pero algo más a lo bruto recientemente (http://www.anncoulter.com/cgi-local/article.cgi?article=275)

Supongo que siempre habrá quien gane en estas cosas. Leía hace poco por ahí que Warren Buffet había comprado una parte enorme de uno de estos investment banks con acciones preferenciales a precio de saldo.

También ponía por ahí que sólo la gente que trabajaba en las compañías esas que han perdido tanto dinero son los que saben realmente cómo de malas son las deudas, con lo cual una parte de todo ese dinero que los contribuyentes de EEUU han dado al ex-banquero que ahora es secretario del tesoro, va a ir a contratar a esta misma gente para que desenreden lo que habían enredado.
Siempre se puede salir ganando si uno se espabila.

Ay.