Palabras, palabras, que cual trenes me llevan a conocer nuevos paisajes

miércoles, 26 de septiembre de 2007

Y yo añadiría...


Este ejército que ves
vago al yelo y al calor,
la república mejor
y más política es
del mundo, en que nadie espere
que ser preferido pueda
por la nobleza que hereda,
sino por la que el adquiere;
porque aquí a la sangre excede
el lugar que uno se hace
y sin mirar cómo nace
se mira como procede.

Aquí la necesidad
no es infamia; y si es honrado,
pobre y desnudo un soldado
tiene mejor cualidad
que el más galán y lucido;
porque aquí a lo que sospecho
no adorna el vestido el pecho
que el pecho adorna al vestido.

Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás
tratando de ser lo más
y de aparentar lo menos.

Aquí la más principal
hazaña es obedecer,
y el modo cómo ha de ser
es ni pedir ni rehusar.

Aquí, en fin, la cortesía,
el buen trato, la verdad,
la firmeza, la lealtad,
el valor, la bizarría,
el crédito, la opinión,
la constancia, la paciencia,
la humildad y la obediencia,
fama, honor y vida son
caudal de pobres soldados;
que en buena o mala fortuna
la milicia no es más que una
religión de hombres honrados

Pedro Calderón de la Barca, soldado de Infantería Española

Y, en estos momentos, añadiría yo .... "Dulce et decorum est pro patria mori". Especialmente cuando ella parece compadecernos y nosotros anhelamos sólo su orgullo y su cariño.

*Fotografía diario "El País"

6 comentarios:

eloryn dijo...

El orgullo y el cariño de muchos que conforman esa patria lo tenéis.
Un abrazo muy fuerte

Thalatta dijo...

Un abrazo

Dianora dijo...

Y dime... se siente ese orgullo y cariño o solo se anhela.

Un beso

Turulato dijo...

Muchas veces, se duda. Y, por lo menos a mí, eso entristece profundamente

Caboblanco dijo...

Claro Turu, porque la duda es más dolorosa que cualquier tipo de certidumbre, aún la negativa. En estos días en los que hay que representar a los militares casi como personajes de "friends" en los anuncios del ministerio, en los que es más sencillo que un boliviano defienda nuestra constitución con más ahinco que algún otro o que os hacen formar "unidades militares de emergencias" porque utilizar "batallón" o "regimiento" es políticamente incorrecto... bastaría al menos con que nos diéramos cuenta de una puñetera vez de que por ecima de todo, nuestro gobierno y nuestra sociedad destina soldados pero, sobre todo, destina hijos, hermanas o maridos.

Sería un comienzo.

Un abrazo.

Leodegundia dijo...

Muchas gracias por tu explicación, Calderón de la Barca lo deja más que claro:

"...Aquí, en fin, la cortesía,
el buen trato, la verdad,
la firmeza, la lealtad,
el valor, la bizarría,
el crédito, la opinión,
la constancia, la paciencia,
la humildad y la obediencia,
fama, honor y vida son
caudal de pobres soldados;
que en buena o mala fortuna
la milicia no es más que una
religión de hombres honrados."


Es una pena que hoy en día la gente de a pie vea al ejército como al malo de la película sin pararse a pensar en lo mucho que le debemos, pero claro, esto no es lo políticamente correcto, hoy todos tenemos que ser antimilitaristas para dar la imagen de pacifistas tan de moda, sin tener en cuenta que los militares no son los causantes de las guerras aunque participen en ellas, de eso se encargan los políticos.
Un saludo.