Palabras, palabras, que cual trenes me llevan a conocer nuevos paisajes

miércoles, 2 de mayo de 2007

Orgullo de amigo

Os presento a mi amiga Nairi Grigorian interpretando, durante su gira italiana de 2005, el tercer movimiento del Concierto para Piano número 1 de Tchaikovsky. ¡Un placer para los sentidos!.


Inicio



Continuación

8 comentarios:

eloryn dijo...

Plas, plas, plas (ruido de aplausos). Ha sido genial.
¡Qué suerte tienen algunos (y algunas) con sus amistades!
Besos

Cobre dijo...

¡Qué envidia me da esta mujer!..

Thalatta dijo...

ohhhhhhh qué gustooooooooooo... qué maravillaaaaaaaaaa. Qué suerte tenemos todos

kosmos dijo...

¡Magnífico!
Gracias, de nuevo, por acercarnos al Arte. Y lo digo con mayúsculas. Creo que la interpretación que hemos oído de Nairi es francamente buena. Me ha parecido auténtica, expresiva y sincera. Manifiesta su sensibilidad y su fuerza. No se esconde; se compromete. Sabe comunicar, lo cual es lo más importante en una manifestación artística. Francamente, posee algo que muchas veces se echa de menos en los conciertos de música clásica, donde el intérprete está tan contenido, tan pendiente de una ejecución impecable que se pierde en ofrecernos una sucesión de sonidos bellos, pero carentes de vida. Por eso, sin alma, no siempre nos conmueve esa música. El piano en las manos de Nairi no es un instrumento inerte; más bien parece un espacio generador de vida. Además, es mujer, y tiene el talento suficiente para expresar con rotundidad la fuerza de lo femenino.


P.D.Ya sabes que no poseo la capacidad de la diplomacia cuando hablo de lo que no me gusta (prefiero opinar sólo de lo que disfruto). Así que tú conoces la sinceridad de mis halagos

Aynara dijo...

:-)
TE va a explotar el pecho de orgullo :-) Bravo.
Un beso

MABANA dijo...

Los he puesto una y otra vez...me he enmbelezado en verdad...
Gracias x compartir...
besos

MalditosTacones dijo...

Simplemente magnífico.

Salud.

Bohemia dijo...

Y que lo digas...una auténtica delicia...gracias por este regalo!!!